Debe ser competencia la carne de la región

    Los anaqueles refrigerados de los grandes y pequeños son del predominio de carne del sur, en tanto que aparece desplazada la carne dela región. (Foto J. Claudio).

    Debe ser competencia la carne de la región

                                                   Por Javier Claudio

     

                Nueva estrategias de promoción y de mercadotecnia fueron demandadas por productores de ganado de la región a fin de elevar la venta y sacrificio de ganado, así como el fortalecimiento de la economía.

    La promoción y oferta de carne de ganado de la región, fue mencionada por el presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero, como una acción estratégica que reduciría la especulación y la elevación de los precios del producto

    “Es así que entraríamos a la competencia, Nuevo Laredo consume poca carne proveniente de ganado de la región, no tanto por el encarecimiento de su precio, sino principalmente porque el mercado está acaparado por los grandes consorcios cuya carne procede del interior del país”, argumentó.

    Estableció que la competencia local es poca si se considera que existe mucho consumo, debido a que apenas subsistirán algunas 25 carnicerías de más de medio centenar que existían en la ciudad hasta hace algunos años.

    “La verdad es que nuestro abasto de carne localmente es mínimo, pues la competencia nos ha devorado y es así que el predominio es de las grandes cadenas comerciales que se surten del ganado del interior del país”, expreso.

                Apunto al sector de la periferia, era donde mayormente estaban establecidas las carnicerías populares, las que inicialmente comenzaron a registrar bajo del consumidor debido a la especulación de los precios.

                Este fenómeno se agudizó en los años siguientes, debido al acelerado establecimiento de las cadenas de centros comerciales, en tanto localmente el intermediario creaba la especulación para afectar al alza los precios de la carne.

                “Nosotros vendemos el canal apenas por encima de los 50 pesos, mientras que ya puesta en los anaqueles de quienes nos compran aquí llega alcanzar hasta por encima de los 150 pesos el kilogramo a la venta”, replicó el productor.

                Fernández Martínez asintió en que la baja del consumo de carne es por su precio inalcanzable, lo que propicia un sacrifico en el Rastro Municipal cada vez menor. Sin embargo sería prudente hacer competencia y ofertarla más barata que la que proviene del interior del país a los supermercados.

    Loading...