Chiste: Un Abogado Muy Generoso

    Chiste: Un Abogado Muy Generoso

    Una tarde un abogado muy acaudalado iba de regreso a casa, disfrutando en la parte trasera de su limusina cuando de repente vio por el camino a dos hombres comiendo césped.
    Le pidió  su chofer que se detuviera para ir a investigar por qué esos hombres estaban comiendo césped. Le preguntó a uno de los hombres dime “¿por qué estás comiendo césped?”
    El hombre le respondió “somos muy pobres y no tenemos dinero para comer”.
    “Por favor, ven conmigo buen hombre” le dijo el abogado.
    El hombre le dijo “pero señor tengo una esposa y dos hijos”.
    “Traélos contigo entonces” respondió el abogado.
    Chiste: Un Abogado Muy Generoso

    “Se volteó entonces y le dijo al otro hombre, también tu ven con nosotros”.
    El hombre le dijo: “señor pero tengo una esposa y seis hijos”.
    “Traélos también contigo” le respondió el abogado.
    Se subieron en la limusina y una vez que todos estaban ahí, le dijo uno de los hombres “señor es usted muy gentil de llevarnos a todos con usted”.
    El abogado le respondió “no hay problema, el césped de mi casa está muy crecido tiene más de 30 cm de alto”.
    Loading...