Caos paisano tumba aduana

    Filas de paisanos, con rostros desesperados y de cansancio, fueron la más clara expresión de la prolongada espera para gestionar sus permisos. (Foto J. Claudio).

    Caos paisano tumba aduana

                                                   Por Javier Claudio

     

                Para el paisano, el ingresar a México tuvo un costo adicional ayer; cinco y hasta seis horas en el que se incluye el tiempo de trámite de los permisos de internación en el Centro de Importación Temporal de Vehículos (Citev).

                Aun cuando no fue el caos de años anteriores debido al paso temprano de vehículos de paisanos en grupos y más recientemente la denominada mega caravana, el Citev se mostró en un lleno del 80 por ciento en medio de una fina llovizna.

                Roberto Rodríguez, procedente de Dallas y con destino a la ciudad de Monterrey, dijo que la falta de personal de la Aduana, Migración y Banjército es de todos los años y jamás ha tenido solución.

                “Vamos para cuatro horas aquí, desde que hicimos fila en el Puente para cruzar al lado mexicano y todavía no le vemos fin a la espera”, dijo en tanto se dedicaba a rondar el vehículo de la familia, aparentemente al cuidado.

                Las filas de paisanos para sacar sus permisos personales ante Migración y de los vehículos en Aduana, fueron prolongadas, las que podían observarse desde la ruta que lleva al Bulevar Colosio en la parte externa del Citev.

                Dos restaurantes en el interior del Citev y media docena de estos mismos afuera, con todo tipo de antojitos, hasta café y champurrado, no fueron el atractivo suficiente para los connacionales, tal vez mayormente concentrados en el apuro de seguir su camino.

                “Ya tomamos solamente café. La verdad que lo que queremos es salir de aquí y llegar con la familia”, acotó Samuel Ledezma, con destino a Guanajuato en tanto formaba en una de las filas hacia el interior del Citev.

    Entre la madrigada del viernes y el mediodía, datos extraoficiales marcaban la expedición de alrededor de cinco mil 500 permisos, en tanto un cifra menos se espera después del atardecer y parte de la mañana del sábado.

                Según los datos estimados de los tres niveles de Gobierno, hasta 150 mil paisanos se esperaban ingresaran por la frontera de Nuevo Laredo.

    Loading...