Desconfían usuarios CFE de Tarjeta IUSA

La Tarjeta Inteligente IUSA de CFE, sigue teniendo baja demanda entre usuarios, según reportes de la Superintendencia. (Foto J. Claudio).

Desconfían usuarios CFE de Tarjeta IUSA

           

                                               Por Javier Claudio

 

            A casi siete años de haber implementado la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el uso de la Tarjeta Inteligente IUSA, entre usuarios como una alternativa de ahorro, es apenas un tres por ciento del padrón que cuenta con ella.

Con una demanda de apenas tres mil 315 Tarjetas Inteligentes IUSA, así aparece el uso de esta aplicación entre usuarios de Nuevo Laredo desde hace aproximadamente cuatro años, la que es aplicable sólo a quienes solicitan nuevo contrato a fin de recibir este sistema de facturación.

Datos aportados por el área de Suministro y Distribución de CFE, la cantidad de medidores asignados a la facha y que son aptos para operar la Tarjeta Inteligente es mínima si se considera que hay un total de139 mil 342 usuarios.

La cobertura total de este tipo de medidores no está contemplada, debido a que la CFE no tiene aún fijo porcentaje ni fecha definida, sólo que cada contrato nuevo será con este tipo de sistema de facturación y los clientes que deseen cambiar a esta modalidad pueden hacerlo sin ningún cargo adicional.

La CFE comenzó en el 2009 a instalar medidores digitales en los contratos nuevos y cambios de medidor, los que ya no cuentan con el disco clásico que traían los medidores análogos, sino una pantalla digital donde muestra el consumo del usuario, además de unos LEDs de colores verde y rojo que indican al usuario el correcto funcionamiento del mismo.

Según algunos usuarios, predomina desconfianza en el uso de las Tarjetas Inteligentes desde el 2011cuando inició la implementación de un sistema de prepago con una tarjeta magnética que proporciona la compañía IUSA y fue en la ciudad de León, Guanajuato donde inició con dos modalidades: Prepago y Postpago (como en los celulares).

A finales del 2013 comenzó a implementarse en Monterrey y Guadalajara y a partir de este 2014 en el D.F. y el Estado de México, así como otras ciudades del país, sin embargo la baja demanda por parte de usuarios contempla desconfianza en su operación.

Loading...