Autopista pagada ya no debe ser de cuota

La Autopista Monterrey-Laredo fue creada en 1998 y saldada s obra mediante concesión y sin embargo sigue cobrando cuota de uso.

Autopista pagada ya no debe ser de cuota

                                               Por Javier Claudio

 

Por qué seguir pagando el uso de carreteras que ya han sido saldadas en su construcción con nuestros impuestos, como así sería caso particular de la Autopista Monterrey-Nuevo Laredo, es el cuestionamiento ciudadano.

A razón del nuevo aumento al peaje aplicado por Caminos y puentes Federales (Capufe) al uso de  la Autopista que une con Monterrey, varios usuarios manifestaron su inconformidad de que la obra siga siendo usufructo del Gobierno Federal no obstante fue concesionada para recuperar el pago.

La autopista cuya caseta de cobro está ubicada en la Cuesta Mamulique del estado de Nuevo Laredo, fue entregada en 1998 e inmediatamente concesionada por 20 años a la empresa Protexa.

La empresa Constructora Protexa que inicialmente se llamaba Viaductos de peaje, manejó la captura de recursos del 1998 al 2006, al serle retirada la concesión por incumplimiento del contrato, dijo una fuente de Capufe.

La historia de la Autopista Monterrey-Nuevo Laredo, destaca que en el año del 2006, Capufe retomó la administración de la vía de comunicación y hasta la fecha administra los recursos.

Fernando Rodríguez Garza, presidente del Consejo de Instituciones, dijo que si bien Capufe retomó la concesión, debe dar a conocer porqué se sigue pagando una cuota de paso luego que es una obra que ya fue cubierto por la ciudadanía.

“El pago de nuestros impuestos habría dado pie a esa autopista y a 22 años de su construcción ya debería de estar pagada y por lo tanto resulta injusto que nos cueste aún mediante el pago de una cuota”, comentó.

Luís Ángel Piña Salinas, pequeño propietario de una línea de transporte de carga, dio que el sangrado constante que representa bien debe ser el reclamo principal para que Capufe aclare porqué aún se paga la cuota en la autopista.

Loading...