¿Cómo mantener un cerebro saludable durante el aislamiento por COVID-19?

    21

    ¿Cómo mantener un cerebro saludable durante el aislamiento por COVID-19?

    En el Día Mundial del Cerebro, profesionales consultados por Infobae remarcaron la importancia de mantener nuestro principal órgano activo para ganarle a la depresión, miedo y soledad

    El cerebro es el órgano más importante que poseemos, por lo que es clave que goce de buena salud (Shutterstock)
El cerebro es el órgano más importante que poseemos, por lo que es clave que goce de buena salud 

    Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio es necesario para controlar la pandemia por COVID-19 desatada en el mundo y que en Argentina tiene en estos días la mayor tasa de contagios y muertos, también puede llevar a descuidar ciertos aspectos fundamentales para la salud cerebral, como la buena alimentación, la actividad física, los controles médicos y la socialización en general.

    Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente cientos de millones de personas en todo el mundo sufren de trastornos neurológicos. Alrededor de 6 millones de personas mueren cada año por accidentes cerebrovasculares (ACV), más de 50 millones tienen epilepsia y 47,5 millones padecen demencia, siendo la enfermedad de Alzheimer la causa más común. Datos a tener en cuena hoy, una fecha especial por celebrarse el Día Munidal del Cerebro.

    Los trastornos neurológicos son enfermedades del sistema nervioso central, periférico y de los músculos. Entre los trastornos más comunes se encuentran la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, enfermedades cerebrovasculares, la migraña y otras cefaleas, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, infecciones neurológicas, tumores cerebrales, entre otras”, explicó a Infobae la doctora Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

    En tiempos de pandemia, es necesario mantener un cerebro activo y lejos de algunos trastornos como el de ansiedad (Shutterstock)En tiempos de pandemia, es necesario mantener un cerebro activo y lejos de algunos trastornos como el de ansiedad 

    Siguiendo a la profesional, se considera que una persona tiene un cerebro sano cuando es capaz de prestar atención, puede recibir y reconocer la información que le llega del exterior a través de los cinco sentidos, además de tener la capacidad para aprender cosas nuevas y recordar eventos pasados. También son rasgos característicos de un cerebro el tener un buen estado poder comunicarse, resolver problemas y tomar decisiones, así como tener motricidad y ser capaz de controlar y regular las emociones.

    El Haj compartió algunos consejos útiles que debemos tener en cuenta para prevenir las patologías cardíacas, accidentes cerebrovasculares y el deterioro cognitivo:

    – Controlar la presión arterial: la presión arterial debe mantenerse por debajo de 120/80 mm. Uno de los pilares fundamentales para prevenir la hipertensión es moderar el consumo de sal y alcohol, hacer ejercicio de manera regular, reducir el estrés y dejar de fumar. También es importante beber mucha agua.

    Shutterstock

    – Mantener estable los niveles de colesterol: el colesterol debe estar por debajo de los 200mg/dL en sangre. Para lograrlo, se recomienda reducir el consumo de alimentos de origen animal, prescindir de la comida “chatarra”, apostar por los frutos secos, los granos enteros, las frutas y los vegetales, así como también por el pescado y el aceite de oliva.

    – Mantener estable la glucemia: la dieta y el ejercicio son dos factores fundamentales para mantener estable la glucosa en sangre. Por ejemplo, es importante consumir alimentos proteicos, desayunar y elevar las cantidades de fibra de la dieta, además de estar bien hidratado.

    – Ser físicamente activo: distintas investigaciones han puesto de manifiesto los beneficios del ejercicio para desarrollar la capacidad de resolver conflictos, detectar errores, planificar y poder realizar varias tareas a la vez e, incluso, aumentar el volumen de la estructura cerebral, clave para la memoria.

    Para tener un cerebro sano y activo es muy importante dormir bien (Shutterstock)Para tener un cerebro sano y activo es muy importante dormir bien 

    – Consumir una dieta saludable: la alimentación influye en numerosos aspectos de la salud. La clave para llevar una dieta sana es que sea variada e incluya alimentos de los distintos grupos de la pirámide nutricional. También debe ser equilibrada- comer cantidades moderadas y seguir un horario regular de comidas- e incluir al menos cinco comidas diarias.

    – Mantener el peso: el exceso de peso o la obesidad es una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud y el cerebro. Además, se estima que las personas obesas o con sobrepeso tienen un 35 por ciento más de probabilidades de padecer Alzheimer.

    – Dejar el tabaco: el humo del tabaco no sólo daña los pulmones y el corazón, también afecta al cerebro. Las personas fumadoras sufren un adelgazamiento de la corteza cerebral, lo cual provoca envejecimiento y disminución de la inteligencia.

    Un hombre fuma un cigarrillo. EFE/José Pazos/Archivo
Un hombre fuma un cigarrillo.

    – Seguir aprendiendo y desafiar al cerebro: continuar la educación puede ayudar a reducir el riesgo de declive cerebral y demencia. Asimismo, también es importante hacer actividades que nos obliguen a pensar, ya sea armar un rompecabezas, crear construir algo para la casa o jugar a algún juego de mesa.

    – Mantenerse sociable: se ha mostrado que las personas que tienen una vida social activa también tienen cerebros más activos y sanos. En un contexto de aislamiento se recomienda mantener el contacto nuestros afectos a través de videollamadas, redes sociales y otras tecnologías de la comunicación.

    Tumores cerebrales en tiempo de pandemia

    Resonancias magnéticas de un paciente con un tumor cerebral (UCL/revista Brain)Resonancias magnéticas de un paciente con un tumor cerebral 

    Muchas personas en estos últimos meses están atravesando terribles enfermedades justo en tiempos de estos tiempos de pandemia por coronavirus. “Las personas que padecen un tumor cerebral pueden tener múltiples síntomas, ya que los mismos dependen de la localización del tumor, su tamaño, la velocidad de crecimiento y los tratamientos que se les haya instituido. El espectro de síntomas puede variar desde una mínima minusvalía hasta una postración severa en los casos más graves y avanzados”, precisó la doctora Gabriela Ferretti, Divulgadora Científica de Grupo Medihome (MN 81.108).

    Según la profesional, independientemente del estadio de la enfermedad, el encierro por la cuarentena y el aumento del estrés impactan negativamente en la salud de todos, pero muy especialmente en quienes tienen un padecimiento grave, ya que a la incertidumbre de su propio estado, se le suma la angustia de la población general, con el temor a no poder recibir el tratamiento necesario.

    “Para las personas que padecen un tumor cerebral, el manejo del tratamiento corticoide, el monitoreo farmacológico para prevenir las convulsiones, quimioterapia, etc., requiere de un seguimiento periódico, así como también la evaluación de aparición de síntomas nuevos que puedan requerir algún estudio o algún tipo de intervención terapéutica. La consulta médica de control remota así como la supervisión de los tratamientos de rehabilitación por vía virtual son una herramienta útil en estos casos”, sostuvo Ferreti.

    El alcohol no permite trabajar bien al cerebro (Shutterstock)El alcohol no permite trabajar bien al cerebro 

    Y agregó: “La telemedicina puede entenderse como una asistencia remota con apoyo de tecnología que tiene tres aspectos: el primero es el de las consultas con un profesional en forma directa o indirecta a través de terceras personas, para evacuar dudas de casos que sean o no urgentes, consultas que pueden ser programadas o de demanda espontanea o también como primera o segunda opinión. Un segundo aspecto de la telemedicina lo configura el monitoreo de funciones vitales en forma remota, que permite disparar alarmas para activar el sistema de emergencias o atención urgente para los pacientes que se encuentran en su domicilio. Un tercer aspecto, aunque no es asistencial, es la utilización de la telemedicina para la formación médica continua, permitiendo que los profesionales puedan asistir a congresos o disertaciones sin desplazarse de sus lugares de trabajo o de su hogar”.

    También recuerda que la telemedicina, sobre todo para la consulta médica específica, no reemplaza el encuentro necesario para que un profesional pueda examinar a un paciente y se genere ese contacto humano cercano tan necesario en una relación de confianza, como la que se entabla entre médico-paciente.

    La internación domiciliaria, se torna una herramienta aún más vital en estos tiempos de pandemia, ya que combina la calidad de la atención presencial, que es el estándar de oro de la atención de salud, con la comodidad y seguridad para los pacientes que deben cumplir de manera muy estricta el aislamiento domiciliario. De esta forma, los kinesiólogos, fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales y otros profesionales pueden asistir a los pacientes en sus domicilios, tomando todos los recaudos necesarios desde el punto de vista infectológico, para proseguir con el tratamiento de rehabilitación de mantenimiento que habitualmente estos pacientes necesitan”, remarcó Ferreti.

    La internación domiciliaria puede proveer muchos beneficios al paciente (Shutterstock)La internación domiciliaria puede proveer muchos beneficios al paciente 

    La detección temprana

    La ocurrencia de tumores cerebrales es en promedio de 20 cada 100.000 personas con un pico de edad en la infancia y otro en los adultos mayores. No hay una estrategia de prevención, pero si hay una estrategia de diagnóstico temprano.

    Como habitualmente los síntomas neurológicos son progresivos, el prestar atención a algún déficit en nuestras funciones es el primer paso para una consulta temprana. Pérdida progresiva de fuerza en brazo o pierna, inestabilidad en la marcha y convulsiones son algunos de los tantos signos o síntomas que nos deben llevar a la consulta.

    “También tenemos que estar atentos a los cambios de carácter de personas allegadas, entendiendo que como la localización más frecuente de los tumores es el lóbulo frontal, los cambios de humor y de ‘forma de ser’ son un síntoma importante, que debería promover una consulta médica”, ahondó la profesional.

    Tratamientos

    Los tumores cerebrales pueden ser de tipo primario, es decir, se originan de la degeneración de estructuras propias del cerebro o sus envolturas (meninges) o bien ser desprendimientos de un tumor en otra parte del cuerpo (generalmente pulmón, mama o melanoma de piel) que genere una metástasis a nivel cerebral, que se lo conoce como tumores secundarios.

    Los tumores primarios tendrán un grado diferente de malignidad según la capacidad de reproducción de sus células y la localización dentro del cráneo. Los tratamientos que pueden ofrecerse es en primer lugar la cirugía, con distinto grado de posibilidad de resección de la masa tumoral, que en caso de ser total, acerca a la posibilidad de tratamiento curativo definitivo en muchos casos.

    Puede ser con técnicas de abordaje directo del cráneo o bien por técnicas de rayos gamma, que permite destruir lesiones cerebrales sin necesidad de invadir la cavidad. Según la estirpe del tumor, y en caso de ser necesario, la quimioterapia o la radioterapia son medidas terapéuticas ya conocidas. En algunos casos, el tratamiento inmunomodulador, es otra buena herramienta. Siempre es el profesional quien sugiere la mejor estrategia a medida de cada caso.

    Loading...