Endurece Aduana contra fronterizos

Endurece Aduana contra fronterizos

                                               Por Javier Claudio

 

            Amén de ser calificada la franquicia para el residente fronterizo de 150 dólares como discriminatoria, por ser menor que la aplicada al turista extranjero que procede de Estados Unidos y que es fue aumentada recientemente en 500 dólares, el personal de la Aduana comenzó a endurecer sus revisiones locales de manera particular.

            De acuerdo a varias denuncias de residentes fronterizos, aun cuando la franquicia es de 150 dólares, personal de inspección de la Aduana, lo aplica de manera rigorista y a su libre albedrío, además de prohibir el paso de ciertos alimentos tradicionales de temporada.

            La señora Daniela Lira García, residente local, señaló que la actitud de los inspectores de aduana en los cruces internacionales es del todo prepotente y sin respeto a lo permitido por la franquicia.

            “Y esto habría que sumarle que ahora están prohibiendo el paso de pavos, el que es propia de temporada en las mesas de los residentes fronterizos y que sin embargo ahora restringe la autoridad sanitaria”, dijo.

Indicó que ella les hizo saber a los empleados de la Aduana e inspectores de sanidad que no se ha hecho pública alguna circular o acuerdo sobre la prohibición de ciertos artículos, como ha llegado a suceder con los pinos navideños.

José Miguel Benavides, dijo intentó cruzar alguna mercancía adquirida en Laredo, Texas y aun cuando no rebasaba la franquicia de 150 dólares y provenían en el vehículo seis pasajeros, se le trató de impedir la internación de los artículos que no tenía un valor superior a lo permitido.

            “La traba que me puso el  personal de la Aduana, primeramente fue que excedía el valor de 150 dólares, se le mostró la nota de compra y se le hizo saber que además viajábamos seis personas en el vehículo”, comentó.

            Al constatar lo anterior, después el oficial de inspección de la Aduana dijo que algunos productos eran de “riesgo” por contener químicos peligrosos y por lo tanto no se podía autorizar su cruce hacia territorio mexicano.

            Fidel Medrano Núñez, empleado de un despacho contable, dijo que cada año la Aduana impone una severidad hacia el residente fronterizo en el cruce de mercancía, pasando por alto la franquicia que corresponde por 150 dólares.

             En tanto la franquicia para el residente fronterizo es permanentemente de 150 dólares, a través del Programa Paisano el SAT eleva de 300 a 500 dólares la franquicia en esta temporada para turistas que proceden de los Estados Unidos del 01 de Noviembre al 08 de Enero.

Loading...