HIPÓDROMO POLÍTICO…..Rojas Díaz Durán: ¿político esquizofrénico?…… POR CARLOS G. CORTÉS GARCÍA

    Rojas Díaz Durán: ¿político esquizofrénico?

    Síntomas de la esquizofrenia paranoide ha venido presentando desde hace meses, el morenista Alejandro Rojas Díaz Durán.

    HIPÓDROMO POLÍTICO POR CARLOS G. CORTÉS GARCÍA

    • El comportamiento de este personaje concuerda con los síntomas del padecimiento.
    • Alfonso Ramírez Cuellar, nuevo dirigente de MORENA.
    • Juan José Carcaño, nuevo defensor digital de la alcaldesa de Reynosa.
    • Con la llegada de Ramírez Cuellar, Zertuche Zuani fuera de la candidatura a la alcaldía de Reynosa.
    • Abucheo a “El Bronco”: ¿organizado o espontaneo?

    Wikipedia, por revisar una fuente de acceso general, dice que “la esquizofrenia paranoide es un subtipo de la esquizofrenia. Es una enfermedad mental que no conlleva alteración anatómica observable, y cuya principal característica es que afecta a la personalidad del individuo, así como a áreas de su psicología. Sus síntomas se pueden dividir en síntomas positivos (delirios y alucinaciones) y negativos (déficit cognitivo). La enfermedad se caracteriza por trastornos tanto en el área de la afectividad, como del pensamiento.

    El estado consciente del enfermo es normal; su actitud psíquica se caracteriza por el egocentrismo y el aislamiento, y expresa una pérdida de contacto con la realidad, manifiesta ideas delirantes (persecución, intentos de envenenamiento, influencias extrañas, brujería, etc.) y trastornos de la percepción (en algunos casos alucinaciones de tipo auditivo, en las que «oye» voces amenazadoras o críticas). Las causas pueden ser varias y no se conocen con exactitud. Al parecer, intervienen factores generales, psicológicos y socioculturales.

    La edad más frecuente de aparición se sitúa entre los 15 y 35 años, aunque también se dan casos en edad ya avanzada y afecta por igual a ambos sexos. La personalidad se altera de forma gradual o repentina; el contacto con el paciente resulta cada día más difícil y éste se retrae cada vez más en su propio mundo. Es muy difícil distinguir de otras formas de psicosis los síntomas de la esquizofrenia, por lo que existe un rechazo general a usar el término esquizofrenia”.

    Para el doctor José Mendoza Velásquez, Coordinador de Investigación en el Departamento de Salud Mental y Psiquiatría de la UNAM, “la esquizofrenia es una enfermedad crónica, degenerativa; afecta muchas de las capacidades de la persona que le impiden entender al mundo de la forma que es correcta, cambia algunos de sus procesos de su cognición tienen pensamientos y experiencias que pueden ser muy individuales”.

    Estadísticas del año 2014, del Hospital Psiquiátrico Morelos del Instituto Mexicano del Seguro Social, daban cuenta de más de un millón cien mil enfermos en México de esquizofrenia. De ahí al año 2020 seguramente el número se incrementó sensiblemente, dadas las condiciones políticas, económicas y sociales del país. Adicionalmente, como siempre ocurre, hay muchas personas que por desconocimiento de la enfermedad o por no volverse blanco de las críticas, se quedan en el anonimato.

    Alejandro Rojas Díaz Durán tiene los síntomas de la esquizofrenia paranoide, padecimiento con el que ha hecho lidiar a MORENA en sus aspiraciones a la dirigencia nacional.

    Y usted querido lector, se preguntará porque toco un tema tan especializado en un espacio de análisis político. Le cuento. Parece ser que los síntomas de la esquizofrenia paranoide son los que ha venido presentando desde hace meses el senador suplente del senador Ricardo Monreal, Consejero Nacional de MORENA y eventual aspirante a la dirigencia nacional del movimiento, Alejandro Rojas Díaz Durán.

    Y créame que no estoy descubriendo el hilo negro. Simplemente, estoy siguiendo las declaraciones y acciones de este personaje que, un día amenaza, insulta, ofende y escupe a quien se le acerca, y al día siguiente los llama a la cordura y a la unidad. Pero al siguiente, otra vez los acusa de delincuentes y de violadores de la Ley y luego los invita a ponerse de acuerdo para lograr un candidato de unidad.

    Ese es Alejandro Rojas Díaz Durán de cuerpo entero. Así ha vivido. Y así salió del PRI y del PRD y de MORENA en donde, va a ver usted, cuando no gane la dirigencia nacional se va a ir a otro lado a escupir tepocatas y víboras prietas.

    Pero además este personaje no es tamaulipeco ni vive en Tamaulipas y ha amenazado con ser, primero diputado federal y después Gobernador de Tamaulipas, lo que denota una clara y profunda admiración por el Gobernador de nuestro estado, de la que sólo él conoce, probablemente, su origen.

    Rojas Díaz Durán no es símbolo de unidad sino al contrario, su presencia en cualquier proyecto que emprende es sinónimo de ruptura. Alejandro es, como se conoce popularmente, un ave de tempestades. Así ha sido en donde ha estado: en los partidos políticos en los que ha militado, en los Congresos en donde ha participado y en los cargos públicos a los que ha sido invitado.

    Rojas Díaz Durán es un hombre polémico, pero no de resultados. En mi pueblo los denominan “fajadores”, pero me parece un error garrafal que se haya atrevido a fajarse con Yeidckol Polanski y con Bertha Luján, a quienes insulta, ofende y amenaza un día si y al otro también. El único detalle es que ambas son mujeres y, por ese simple hecho, me parece, merecen respeto, el cual de Alejandro no se ve.

    Muestra inequívoca del desequilibrio emocional de Alejandro Rojas Díaz Durán, es su proclividad a pelearse con todos, incluso con los grandotes, a quienes no les han faltado ganas de darle un estate quieto a este bocón. Entre quienes ya lo sueñan, además de Yeidckol y de Bertha Luján, están los gobernadores de Tabasco y de Puebla, Adán Augusto López Hernández y Miguel Barbosa Huerta, emanados de su propio partido MORENA, y el jalisciense, Enrique Alfaro, entre otros muchos.

    Muestra de su inestabilidad emocional, Rojas se ha peleado con todos, desde gobernadores y secretarios de estado, hasta con sus propios compañeros de partido.

    Otro ejemplo de su desequilibrio mental es la iniciativa de Alejandro Rojas Díaz Durán, quien propuso que el Congreso de Tabasco realice una consulta para que Andrés Manuel López Obrador pueda ser gobernador de Tabasco después de ser presidente de la república. Adicionalmente, Rojas anunció que hará lo mismo en el Senado, a fin de que los ex presidentes ocupen de manera vitalicia un escaño senatorial.

    Otro que también sueña a Rojas Díaz Durán es el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García. Rojas, en recorrido por aquel estado se aventó la puntada de señalar que en Veracruz se corre riesgo que en las elecciones intermedias Morena sufra una tremenda derrota por las graves fallas de la actual administración, ya que el gobernador Cuitláhuac García le ha quedado a deber mucho a la Cuarta Transformación.

    Tanto el gobernador como alcaldes y diputados de Morena “no están haciendo bien su trabajo, no están comprometidos con la cuarta transformación y tampoco están verdaderamente cumpliendo las expectativas tan amplias que generaron en campaña”. El aspirante a la dirigencia nacional de Morena dijo que él ha intentado acercarse al gobernador Cuitláhuac García, que él ha tratado de asesorarlo, pero que el gobernador no se deja ayudar.

    También, el aspirante a la dirigencia nacional de Morena, amenazó con promover, lo que por cierto no ha llevado a la práctica, la inhabilitación de Jaime Bonilla y los 17 diputados de MORENA que impulsaron la consulta ciudadana sobre si se quedaba 2 o 5 años en el gobierno de Baja California. Rojas Díaz Durán expuso que tanto los legisladores como el gobernador electo, violaron los estatutos de MORENA.

    Y puedo seguir presentándole perlas humorísticas de este político, aprendiz de brujo, pero una sugerencia que he escuchado en más de una ocasión, es que así como se busca impulsar que los políticos se hagan el antidomping, también sería muy sano que por Ley se les aplicara una batería de evaluaciones psicométricas para evitar que haya más políticos en funciones, como el propio Rojas Díaz o como Maki Esther Ortiz Domínguez, quienes no andan bien de sus facultades mentales, pero que en el caso de la alcaldesa de Reynosa si tienen consecuencias porque sus chifladuras si afectan a la sociedad, cosa nomás de pregúntarle a los carretoneros, a los eloteros o a los taqueros reynosenses.

    PD. 1. Le comento que la tarde de este domingo, el Congreso Nacional de Morena designó a Alfonso Ramírez Cuéllar como nuevo dirigente de ese partido en sustitución de Yeidckol Polenvsky, quien no acudió a la sesión del máximo órgano de este instituto político al calificarlo como ilegal. El congreso nacional de Morena apenas cumplió con el quórum legal según las cifras que  dio a conocer su presidenta Bertha Luján pues  reunió  a mil 310  de los dos mil 600 congresistas de los cuales  se compone este órgano, detalló.

    Alfonso Ramírez Cuellar, ex dirigente del Barzón, es ahora el dirigente provisional del Movimiento de Regeneración Nacional.

    Ahora falta conocer las reacciones de quienes, como Alejandro Rojas Díaz Durán, esperaba llegar a la dirigencia nacional de MORENA.

    Ramírez Cuellar fue dirigente del Movimiento Nacional Barzón desde 1994 y hoy está muy identificado con la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. La pregunta obligada: ¿Alfonso Ramírez Cuellar logrará poner orden en el partido del presidente?

    PD. 2. ¿Será que la alcaldesa de Reynosa, ante la falta de resultados de su muro de contención -político y mediático-, de sus lacayos, vamos, ya habilitó a Juan José Carcaño para que la defienda de los opinadores que no ven la realidad de Reynosa como la presidenta ve la de Makilandia? Porque este ciber fajador -Carcaño- ha andado muy activo los últimos días en las redes sociales defendiendo a la originaria de Chihuahua, pero residente de Mission, fajándose con cualquiera que hable mal de su “Jefecita”, su “Jechu”, su cabecita blanca. Eso es ponerse de tapete. No hay más.

    Juan José Carcaño, fajador cibernetico y defensor a ultranza de su «jefecita», Maki Esther Ortiz Domínguez, alcaldesa de Reynosa.

    PD. 3. Al que andan promoviendo como candidato a la alcaldía de Reynosa es al morenista diputado federal, Armando Zertuche Zuani, a quien apoyan la dupla de Alejandros: Rojas Díaz Durán y Ceniceros, del Partido del Trabajo, con la circunstancia de que a Rojas Díaz Durán ya no se le hizo la dirigencia de MORENA, y ello lo deja sin capacidad de maniobra. Por ello, y por el mal ambiente que trae Zertuche, ya debe ir buscando un plan “B” porque la candidatura a la alcaldía de Reynosa, parece que ya no se le hizo.

    Al Diputado Federal, Armando Zertuche Zuani, con el cambio en MORENA, ya no se le hizo ser el candidato a la presidencia municipal de Reynosa.

    PD. 4. Terrible abucheo recibió el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, este domingo, durante la gira del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, por aquella entidad. ¿manifestación preparada o espontanea? Lo que si es cierto es que, a la raza de Nuevo León, “El Bronco” no les ha dejado buen sabor de boca.

    Para «El Bronco», Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador de Nuevo León, la rechifla del domingo pareció decirle que la sociedad neoleonesa ya no lo quiere y que está harta de su mal gobierno.

    Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

    HIPÓDROMO POLÍTICO D.R. 2019

    Loading...