HIPÓDROMO POLÍTICO….Maki Esther Ortiz Domínguez, ¿tramposo el registro de becas?….. POR CARLOS G. CORTÉS GARCÍA

    Maki Esther Ortiz Domínguez, ¿tramposo el registro de becas?

    Madres de familia, aseguraron que el Ayuntamiento roba los datos, para cobrar los apoyos «legalmente» y pasar desapercibidos por la ASF.

    HIPÓDROMO POLÍTICO POR CARLOS G. CORTÉS GARCÍA

    • Acusan a la alcaldesa de Reynosa de querer hacer un mega negocio con los dineros de las becas.
    • México necesita un PIB creciendo un 6% para lograr generar los empleos que se requieren. En 2019, hubo un crecimiento de 0% del PIB.
    • ¿Será cierto qué Carlos Ulivarri está fuera de la reelección #2021 en Río Bravo?

    En los últimos días se ha corrido una especie, como reguero de pólvora, por cierto, de que a través de la página que utiliza el Ayuntamiento de Reynosa, para la gestión de becas, más de 150 mil personas fueron víctimas de la ambición de la alcaldesa de esa ciudad, Maki Esther Ortiz Domínguez. Y fueron los mismos empleados de la Presidencia Municipal, quienes no aguantaron la presión ciudadana y terminaron por «echar de cabeza» a Ortiz Domínguez.

    Le recuerdo que primero se anunció que el registro de aspirantes a obtener ese beneficio, la beca, sería a través de una plataforma digital, en línea, operación que se cayó dado lo ineficiente del sistema de cómputo y los servidores que no ayudaron a que se registrara ni el diez por ciento de los aspirantes, lo que genero protestas y enojos por parte de los ciudadanos, alumnos y padres de familia.

    Después, se anunció que el registro sería presencial. Este se llevó a cabo en el Auditorio municipal y el Polideportivo, a partir del pasado viernes 31 de enero, y los días 1, 2 y 3 de febrero, de las 8 de la mañana y hasta las 4 de la tarde. Pues el primer día, el registro fue tan irregular que terminó a empujones, insultos y golpes, debido a la alta demanda y el desorden del operativo montado por la presidencia municipal de Reynosa.

    El colapso del sistema en línea para inscribirse a las becas que ofrece el Ayuntamiento de Reynosa, se dice que fue «plan con maña».

    El caso fue que, en el transcurso del viernes, un grupo de madres de familia, aseguraron que los responsables de la recopilación de documentos para las becas en el Auditorio Municipal, les confesaron que el Ayuntamiento, utiliza un programa de robo de datos, para después poder cobrar los apoyos «legalmente» y así pasar desapercibidos ante la lupa de la Auditoría Superior de la Federación. Y se dice que hasta hoy son más de 150 mil las familias afectadas por esta ola de tecnificada corrupción, mientras que la alcaldesa, no ha hecho más que ocultarse e intentar desviar la atención de los afectados y la ciudadanía.

    Y si bien es cierto que ampliaron las fechas para que los ciudadanos realizaran su trámite y se inscribieran al programa de becas, también hay quienes acusan que personal del ayuntamiento incrementaron las trabas, para hacer casi imposible el trámite de becas.

    Esa versión se publicó en diferentes redes sociales, por lo que es urgente que la Contraloría del Gobierno de Tamaulipas, la Auditoría Superior del Estado, el Congreso del Estado, la Auditoría Superior de la Federación y aquellas autoridades involucradas en el tema de las becas, hagan una exhaustiva investigación, analicen las denuncias y revisen minuciosamente los trámites y a quienes habrán de pagarse las becas, para que no se vuelva realidad la máxima de “piensa mal y acertarás”.

    Según anunció la cuestionada alcaldesa, se aplicarán a becas recursos por 140 millones de pesos, lo que no es un recurso menor y por ello, para evitar tentaciones de abuso y corrupción, valdría la pena la conformación de un comité interinstitucional que de seguimiento al proceso y vigile con lupa el pago de dichos recursos, reitero, para evitar tentaciones, abusos y actos de corrupción, dado que las acusaciones por este asunto, corrupción y abuso con el uso de los dineros públicos, se han dado al por mayor desde que la originaria de Chihuahua, pero residente de Mission, llegó a la presidencia municipal el primero de octubre de 2016.

    Insisto, cosa de aplicar la máxima de que cuando el río suena es porque agua lleva, y vigilar con lupa que no se abuse del dinero de los ciudadanos. Ya estamos cansados de escuchar que empleados y colaboradores de Maki han adquirido residencias por un valor superior a los cinco millones de pesos, o que de ser funcionarios mediocres, también llamados gutierritoz, se han convertido de la noche a la mañana en poderosos empresarios de la industria gastronómica, para desviar la atención sobre el origen de sus dineros, u otros casos que también se han presentado el Ayuntamiento derivado de una alcaldesa que, como tiene cola que le pisen, prefiere dejar hacer-dejar pasar, y hacerse de la vista gorda en el uso y abuso de los recursos públicos.

    Largas filas, empujones, insultos y golpes se presentaron en el registro presencial de candidatos a becas del Ayuntamiento de Reynosa.

    Cuando Maki Esther Ortiz Domínguez andaba en su primera campaña por la presidencia municipal, allá por el 2016, se trasladaba en una camioneta no último modelo y batalló durante toda la contienda para cumplir con sus recursos económicos. Nada más llegó a la presidencia municipal y, como por arte de magia, al estilo Fu Man Chu se hizo de mulas pedro y la historia cambio: se le subió el poder a la cabeza, se sintió poderosa, y hasta la fecha, se da el lujo de insultar y ofender a quienes no piensan como ella y el dinero no es problema cuando de comprar conciencias se trata.

    ¿O de donde cree querido lector, que salieron los recursos económicos para movilizar a sus huestes cuando se registro para la reelección en Ciudad Victoria? ¿A poco cree que sus “admiradores” pagaron sus propios gastos para venir a acompañarla en la sede de su partido? No, por supuesto. En el proceso de registro hubo dinero, y mucho, lo mismo que en su campaña electoral.

    Por ello es que Maki desde siempre, en la presidencia municipal, ha buscado, con vehemencia, cobrar por la recolección de la basura y cobrarles a los taqueros y a los eloteros. Maki Esther Ortiz Domínguez ha demostrado que su ambición no tiene fin y que está dispuesta a hacer lo que sea con tal de seguirse enriqueciendo y de escalar más posiciones políticas, buscando engrosar sus cuentas económicas personales a costa de los ciudadanos, hoy de Reynosa, aunque desea, sea por la vía que sea, llegar al Gobierno de Tamaulipas, y no para construir un gran proyecto para el estado, sino para hacer que su caja registradora suene a plenitud durante los próximos seis años, lo que afortunadamente no va a ocurrir.

    ¿Se imagina Usted al alcaldito, Hugo Ramírez Treviño, como Secretario General de Gobierno? ¿O al primer damo, su consorte, Carlos Peña Garza, como presidente del Congreso de Tamaulipas? ¿O a Makito, el orgullo de su nepotismo, Carlos Víctor Peña Ortiz, como alcalde de Reynosa? ¿O a Esmeralda Chimal Navarrete como Tesorera del Estado? ¿O a Martha Patricia Castro Granados como Coordinadora de Comunicación Social de Tamaulipas? Ay Nanita. Ni quiero ni pasa por mi mente un ejercicio de ese tamaño porque no va a ocurrir.

    Así publicitó la alcaldesa de Reynosa el programa de Becas, lo que trabajadores del propio ayuntamiento califican de fraude.

    La única posibilidad que tendría Maki para ser candidata al Gobierno de Tamaulipas en 2022 es que el matrimonio Calderón Zavala pueda obtener el registro de su partido ante el INE, lo que la verdad, cada día se ve más difícil. Y entonces Maki les serviría para lograr algunos votos que les permitieran tener prerrogativas en Tamaulipas. Pero de ahí en fuera, Maki no tiene ninguna posibilidad, reitero, ninguna, de competir por el gobierno de Tamaulipas, a pesar de las grandes cantidades de dinero dilapidadas para que digan que es la alcaldesa más popular de Tamaulipas.

    Para ser candidata de MORENA, Maki Esther Ortiz Domínguez, no tiene la más mínima de las posibilidades y del PAN menos. Maki va en línea de caída y lo mejor que puede hacer, por su bien y el de los reynosenses, es gobernar bien el tiempo que le quede en la presidencia municipal. Y dejar de hacerse sueños guajiros que no harán más que se enfile al despeñadero político, al despeñadero de la historia.

    Se tenía que decir y se dijo, aunque ello no le guste ni a Maki ni a sus “colaboradores.

    PD. 1. Le comparto un dato que en lo personal me parece muy revelador de lo que vivirá este país en lo que resta del año, dado por un personaje que tiene una credibilidad a toda prueba: el crecimiento económico que se espera para este 2020  rondará el 1% del PIB, lo que a todas luces es insuficiente para generar los empleos que requiere este país, lo que significa que el crecimiento hecho público por el Gobierno Federal difícilmente se dará. ¿Quién lo dijo? Carlos Urzua, ex Secretario de Hacienda, quien para mi tiene una credibilidad en la materia a toda prueba.

    Si México sólo crece al 1% y la economía de los Estados Unidos sigue en franca desaceleración, se ve difícil, muy difícil, que México logre un crecimiento del 6% para el 2024, fin del sexenio de la 4T, sobre todo cuando la inversión pública y privada se ha contraído en términos reales, la política monetaria contractiva, y la economía de nuestro principal socio comercial se ha contraído.

    La economía de México vive momentos difíciles. ¿Así seguirá? Podría ser.

    México requiere, por lo menos, un crecimiento económico del 6% del Producto Interno Bruto al año, para ofrecer los empleos que este país requiere. Por lo menos en el sexenio de Enrique Peña Nieto y lo que lleva el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, México ha crecido

    Con Carlos Salinas de Gortari, el PIB promedio en el sexenio 1988-1994 creció 4.26%; Con Ernesto Zedillo Ponce de León, el PIB promedio en el sexenio 1994-2000, creció 3.36; con Vicente Fox Quesada, el PIB promedio en el sexenio 2000-2006 creció 1.94%; Con Felipe Calderón Hinojosa, el PIB promedio en el sexenio 2006-2012 creció 1.75%;  con Enrique Peña Nieto, el PIB promedio en el sexenio 2012-2018 creció 2.43%; y en lo que lleva la presente administración, con Andrés Manuel López Obrador, el PIB promedio en el sexenio 2018-2024 lleva, en sólo un año, un crecimiento del 0%.

    PD. 2. ¿Será cierto como se rumora con vehemencia, que el alcalde de Río Bravo, Carlos Ulivarri estaría impedido para buscar la reelección como presidente municipal, dada su proclividad a pelearse con todos, incluidos los miembros de su cabildo? ¿Será cierto como se rumora que una comisión de regidores y la Síndico Primera viajarán en breve a Ciudad Victoria, capital, para reunirse con legisladores en el Congreso de Tamaulipas? ¿Será cierto como aseguran sus muy allegados, que el alcalde Ulivarri perdió la brújula y feo, lo que lo dejó ya fuera de la competencia electoral por el 2021? Conste que sólo son rumores que se originaron en la propia presidencia municipal de Río Bravo.

    Diversas voces aseguran que los días de Carlos Ulivarri al frente del Ayuntamiento de Río Bravo están contados, asegurando que de reelección ni hablar.

    Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

    HIPÓDROMO POLÍTICO D.R. 2020

    Loading...