Aporta UAT estudios de plantas forrajeras para la nutrición pecuaria

    Cd. Victoria, Tam., 29 de marzo del 2020.

    Aporta UAT estudios de plantas forrajeras para la nutrición pecuaria

    Una de las problemáticas en el sector ganadero, es el tema de la alimentación de los
    hatos, por ello, investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT)
    contribuyen con estudios de diversas especies de plantas que pudieran ser tomadas en
    cuenta para la nutrición pecuaria.
    Al respecto, el Director del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, Dr.
    Arturo Mora Olivo, destacó la participación que ha tenido esta dependencia universitaria en
    eventos relacionados con el sector de la ganadería, aportando sus estudios como nuevas
    alternativas para la nutrición animal.
    En este sentido, mencionó que durante el VII Congreso Mundial de Ganadería
    Tropical realizado en Tampico, se presentó una ponencia derivada del trabajo de
    investigadores del IEA-UAT, como la Dra. Edilia de la Rosa Manzano, el Dr. José
    Guadalupe Martínez Ávalos, el Dr. Leonardo Uriel Arellano Méndez y el Dr. Jorge Ariel
    Torres Castillo.
    Dijo que se presentó un panorama general de los tipos de vegetación que tienen en
    su composición florística especies con valor forrajero, tanto para el ganado vacuno como
    caprino. Así mismo, se dieron ejemplos de especies con información sobre su familia
    botánica, forma de vida, valor forrajero y porcentaje de proteína.
    “Los trópicos mexicanos incluyen una amplia variedad de especies de plantas
    forrajeras nativas. Desafortunadamente en ocasiones esto se desconoce por los ganaderos,
    quienes solo llegan a hacer un uso parcial de este recurso”, comentó.
    Recalcó que los trópicos de México albergan una gran cantidad de especies con uso
    forrajero, las cuales se distribuyen al menos en 5 tipos de vegetación: bosque tropical
    perennifolio, bosque tropical subcaducifolio, bosque tropical caducifolio y vegetación
    acuática.
    “Y se recomienda realizar mayores investigaciones sobre las especies arbóreas,
    arbustivas y leñosas que frecuentemente son consumidas como forraje, con el objeto de

    hacer más eficiente y diversificada la alimentación del ganado en las regiones tropicales”,
    añadió.
    Como ejemplo de las especies poco exploradas, dijo que se describieron 20 plantas,
    entre las que se encuentran, la Acacia cochliacantha, que es una especie de árbol caduco
    originario de México; otros como el ramón, ojoche o nogal maya, un árbol de la familia de
    las Moraceae, división de las angiospermas, que incluye en el género los Ficus y las
    moreras; y el Ficus, que es una especie de árbol del género Ficus, que mantiene varios usos
    entre diferentes pueblos indígenas de América, y que en México, Guatemala, El Salvador y
    Honduras se le llama amate.

    Loading...