LA MADRE TIERRA… *Parques eólicos en Tamaulipas: generadores de energía y de empleos…*… POR: CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

    57

    LA MADRE TIERRA POR CARLOS CORTÉS VELÁSQUEZ

    La energía eólica es la energía que se obtiene del viento o, dicho de otro modo, es el aprovechamiento de la energía cinética de las masas de aire.

    En la actualidad, la energía eólica se utiliza principalmente para producir electricidad, lo que se consigue mediante aerogeneradores conectados a las grandes redes de distribución de energía eléctrica. Los parques eólicos construidos en tierra suponen una fuente de energía cada vez más barata y competitiva, incluso más barata en muchas regiones que otras fuentes de energía convencionales.

    ¿CÓMO FUNCIONA LA ENERGÍA EÓLICA?

    La energía eólica se obtiene al convertir el movimiento de las palas de un aerogenerador en energía eléctrica. Un aerogenerador es un generador eléctrico movido por una turbina accionada por el viento, predecesoras de los molinos de viento.

    Un aerogenerador lo conforman la torre; un sistema de orientación ubicado al final de la torre, en su extremo superior; un armario de acoplamiento a la red eléctrica pegado a la base de la torre; una góndola que es el armazón que cobija los componentes mecánicos del molino y que sirve de base a las palas; un eje y mando del rotor por delante de las palas. Y dentro de la góndola, un freno, un multiplicador, el generador y el sistema de regulación eléctrica.

    El pasado 20 de mayo, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, a través de un video-mensaje difundido en cuentas oficiales, fijó su posición sobre la decisión del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), de frenar proyectos de energías renovables. Sin embargo, la decisión del Gobierno federal de detener la inversión en energía limpia, si lo hacen, impactaría en varias entidades del país, pero especialmente en Tamaulipas, en al menos 15 proyectos, 11 en ya operación y 4 en desarrollo, donde hay inversiones por más de 3 mil 500 millones de dólares.

    «La desafortunada decisión de frenar los proyectos de desarrollo de energías limpias, impactará negativamente en los 11 parques eólicos que actualmente están en operación en Tamaulipas, que han representado inversiones por más de 2 mil 300 millones de dólares y una fuente importante para la creación de empleos», dijo el mandatario tamaulipeco.

    Con esta decisión, Tamaulipas no es el único estado afectado. Y tan es así que el pasado viernes, los gobernadores de Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, Michoacán, Durango, Colima y Jalisco, firmaron, en Parras de la Fuente, Coahuila, un manifiesto en el que solicitan al Gobierno de México cancele los acuerdos emitidos el pasado 15 de mayo por el Centro Nacional de Control de Energía y por la Secretaría de Energía, con los que se prioriza el uso de combustóleo, sobre la producción de energías limpias, a través de proyectos eólicos y solares.

    Los proyectos para obtener energía a partir de sistemas eólicos, además de generar energía de bajo costo y crear nuevos puestos de trabajo, permite cuidar al medio ambiente, pero al gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador, le interesa más rescatar a Petróleos Mexicanos al precio que sea, aunque este objetivo pretenda colocar el combustóleo obtenido en la refinación de petróleo en la Comisión Federal de Electricidad para la producción de electricidad, lo que incrementa el costo que los mexicanos pagamos por la energía eléctrica y perjudica al medio ambiente debido a la alta contaminación ambiental generada por el combustoleo.

    Ojalá y el presidente de la república cambié su forma de pensar. Se vale, sobre todo cuando se trata de heredarles un medio ambiente más sano a las futuras generaciones.

    Loading...